Río de Janeiro. Las empresas españolas Cymi, Abengoa y Elecnor se adjudicaron cinco de las ocho concesiones para tender y operar líneas de transmisión eléctrica que fueron subastadas este viernes por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel, regulador) de Brasil, informaron fuentes oficiales.

El grupo Cymi Holding, una filial del grupo español ACS, se adjudicó dos de los contratos, Abengoa otros dos y Elecnor encabezó (51%) el consorcio Cantareira, en el que se asoció con la brasileña Copel (49%) y que se impuso en una de las subastas.

Las otras tres concesiones se las distribuyeron Copel, que venció dos de forma individual, y el también brasileño Alupar.

La Aneel pretendía subastar trece concesiones en la subasta que realizó este viernes en la Bolsa de Valores de Sao Paulo pero ninguna empresa se interesó por las otras cinco.

El director de la Aneel, Reive Barros, admitió que la agencia tendrá que revisar el proceso de concesiones debido a que la falta de interesados para cinco lotes es una clara señal del mercado.

"Con seguridad realizaremos aglutinaciones y cambios para aumentar el atractivo de las concesiones. Pero, independiente de las que no fueron otorgadas, la subasta fue un éxito debido a que obtuvimos un buen precio diferencial", afirmó Barros citado en un comunicado de la Aneel.

Los vencedores, que fueron las empresas que se comprometieron a cobrar los menores valores por la transmisión, propusieron por las concesiones tarifas promedio en un 13,18% inferiores a las máximas estipuladas por el gobierno.

El principal diferencial lo ofreció Cymi, que se comprometió a limitar su facturación anual a 102,1 millones de reales (US$46,4 millones) en una concesión para tender una línea de transmisión en el estado de Bahía. El valor fue en un 36,09% inferior al ingreso anual máximo establecido por el gobierno.

Cymi también se adjudicó una concesión para una línea eléctrica en los estados de Río Grande do Norte y Ceará tras comprometerse a limitar sus ingresos a un valor en un 23,24% inferior al máximo establecido.

El objetivo de esta empresa española es ofrecer líneas de transmisión para las numerosas plantas de generación eólica que están siendo montadas en los estados del nordeste de Brasil.

Abengoa, por su parte, se adjudicó el derecho a diferentes líneas de transmisión entre los estados de Pará y de Amazonas y la licencia para un tendido en un importante polo industrial en la región sudeste del estado de Pará.

Sus ofertas, sin embargo, fueron menos alejadas al techo máximo exigido por la Aneel, ya que el diferencial en la primera fue del 9,42% y en la segunda del 1%.

El consorcio Cantareira, en el que Elecnor tiene un 51%, se adjudicó los derechos para ofrecer líneas de transmisión entre la central hidroeléctrica de Belo Monte, en la Amazonía, y los estados de Sao Paulo y Minas Gerais.

La Companhia Paranaense de Energía (Copel), socia de Elecnor en el consorcio Cantareira, se adjudicó la concesión para tender una línea de transmisión en el estado de Paraná y los derechos para otra línea que pasa por los estados de Sao Paulo y Paraná.

El otro vencedor fue Alupar Investimentos, que se comprometió a cobrar un valor en un 4,99% inferior al máximo establecido por el Gobierno para quedarse con una concesión para atender el aumento de la carga eléctrica en el litoral del estado de Sao Paulo.

Según la Aneel, las ocho concesiones que fueron licitadas exigirán inversiones por 4.300 millones de reales (unos US$1.955 millones) en once estados y generarán 13.396 empleos directos.

Los concesionarios, que tendrán derechos por un período de 30 años, se comprometieron a concluir las obras en plazos que varían entre 24 y 43 meses.