Un consorcio español conformado por las empresas Iberdrola Ingeniería y Gamesa construyen un parque eólico en el sur de Honduras, tras la adjudicación realizada por el Grupo Terra.

El conglomerado hondureño adjudicó a las dos compañías un contrato valorado en 62 millones de euros (US$84 millones), cuyo anuncio fue realizado por los españoles mediante un comunicado donde especifica que la instalación eólica tendrá una potencia de 50 megavatios (mw).

El nuevo parque eólico está ubicado en el municipio de San Marcos de Colón, Choluteca, y contará con 25 turbinas G90 de Gamesa de 2 megavatios de potencia unitaria, detalló el consorcio.

Desarrollo. La filial de Iberdrola ya tiene experiencia en el mercado eólico hondureño con el parque Cerro de Hula, el más grande de Centroamérica, con 102 MW de capacidad y con una ampliación de 24 megas adicionales.

En San Marcos de Colón, Iberdrola se encargará de la ingeniería, aprovisionamientos, construcción y la puesta en marcha del parque. Asimismo, llevará a cabo una subestación eléctrica y una línea de 40 kilómetros para la evacuación de energía.

Gamesa será la responsable de suministrar las turbinas de esta instalación eólica. Esta empresa entregará 25 aerogeneradores del modelo G90 de 2 MW de potencia unitaria, cuya altura de buje es de 78 metros y su diámetro de rotor alcanza los 90 metros.

La nueva instalación renovable será capaz de atender las necesidades eléctricas de unos 100.000 hogares y generará unos 200 empleos.

Dos plantas de Terra. El propietario del parque va a ser el Grupo Terra, el operador privado de proyectos energéticos más grande de Centroamérica. Actualmente Terra tiene una planta en Nicaragua, La Fe, mientras que en Honduras cuenta con autorización para dos plantas eólicas, incluyendo San Marcos, la adjudicada a los españoles.

La otra, Chinchayote, será la tercera planta eólica del país, con capacidad de 49.5 MW, y su construcción está planeada para iniciar después del parque San Marcos.