La Paz. El presidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Héctor Córdova, informó este martes que en siete días de toma de la mina estañífera Colquiri la pérdida económica para el Estado asciende a al menos US$210 mil, tomando en cuenta que a diario se deja de percibir US$30 mil.

"Se estima que estamos perdiendo aproximadamente US$30.000 diarios por la toma de la mina, como Estado, porque nosotros tenemos un contrato de arrendamiento todavía vigente con la empresa Sinchi Waira, significa que nos deben pagar anualmente 8%", indicó a los medios.  

La Cooperativa 26 de Febrero procedió a la toma de la mina Colquiri el pasado 30 de mayo, en demanda de nuevas áreas de trabajo, bajo el argumento del agotamiento de los parajes que explota hace varios años.

 Córdova explicó que la última propuesta que realizó el Gobierno al sector movilizado para ampliar la superficie de explotación en la Veta de San Antonio "fue descartada" por el sector.

La autoridad advirtió que el clima de tensión que genera la toma de la mina en los trabajadores mineros de Bolivia, puede agravarse si no se encuentran soluciones oportunas.

Por su parte, la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb) ratificó este lunes el inicio de un paro general indefinido en protesta contra el avasallamiento del distrito minero de Colquiri por parte del sector cooperativista.

"Los trabajadores no vamos a renunciar a nuestras fuentes de trabajo, vamos a retomar la mina junto a nuestras familias y nuestras esposas, están dispuestos a luchar por las fuentes laborales de los mineros que han sido avasallados por los cooperativistas", advirtió el secretario general del Sindicato de Trabajadores Mineros de Colquiri, Severino Estallani.