Santiago. Unos US$350 millones espera recibir el Estado de Chile por la producción de 120.000 toneladas métricas de litio, luego de entregarle la licitación por 20 años a la nacional Soquimich de parte de las reservas del mineral.

El subsecretario de Minería, Pablo Wagner, citado este lunes por la prensa local, indicó que los fondos "nos van a ayudar a la recaudación para construir colegios, centros de formación técnica y vivienda", aseguró.

Wagner se refirió al tema luego que se diera a conocer el resultado de la licitación del litio, al abrir los sobres con la oferta económica, donde resultó ganadora la local Soquimich.

El subsecretario también manifestó estar conforme con el proceso de licitación, el que fue transparente pese a las críticas de quienes se oponían a la privatización del recurso, lo que incluyó reuniones en el Congreso y con los sindicatos de la Federación de Trabajadores del Cobre.

"Hemos hecho un proceso muy exitoso y muy bien organizado que está llevando al Estado cuantiosos recursos y que cumple plenamente con la meta de impulso competitivo que propusimos en febrero al país", aseguró Wagner.

De todos modos, acerca de los recursos ante la justicia que la oposición ha presentado para oponerse a la privatización de parte de las reservas del litio, aseguró estar tranquilo porque ya se han rechazado dos presentaciones.

Wagner añadió que la decisión fue realizada sobre la base de la Constitución, además de que la Contraloría General de la República "ha tomado razón de las bases y la legalidad de las mismas, por lo que estamos muy tranquilos y muy bien defendidos en cuanto a que el proceso se ha hecho conforme a derecho completamente".

Por su parte, el vicepresidente de Finanzas y Desarrollo de la Sociedad Química y Minera de Chile, Soquimich (SQM), Ricardo Ramos señaló que "estamos contentos de haber ganado la licitación con la cifra que propusimos", dijo.

Destacó la experiencia de SQM, que es el mayor productor mundial de litio, luego de que en la década de 1980 la empresa recibiera ya una concesión por parte del gobierno militar, debido a que uno de sus socios, Julio Ponce Lerú, fue yerno del general Augusto Pinochet.

"Llevamos 15 años explotando el litio. Hemos ido creciendo en conjunto con la industria", dijo Ramos, agregando que "como empresa tenemos un plan de inversiones que supera los US$500 millones al año, que se hace íntegramente en Chile, lo que nos permite tener empleo de buena calidad", aseguró.

SQM ofertó US$40,36 millones para adjudicarse la licitación.