Lima. La participación de Petroperú en el desarrollo del Gasoducto Andino del Sur será determinada por el Estado y no por la propia empresa, afirmó el presidente de la empresa estatal, Humberto Campodónico.

Aseguró que este proyecto es un emprendimiento que, mediante la ley 29817, fue declarado de interés nacional por el gobierno del presidente Ollanta Humala.

"Petroperú será el agente del Estado en esta iniciativa, pero el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y la Corporación Financiera de Desarrollo (Cofide) serán las entidades que reestructurarán su participación", comentó al Diario Oficial El Peruano.

Por lo tanto, agregó, el aporte de la empresa estatal no depende de su flujo de caja ni tampoco puede decidir participación accionaria.

"Definitivamente apoyamos este proyecto y nuestra participación será decidida por el gobierno. Los recursos a destinarse en su ejecución provendrán de la caja del Estado", precisó.

Talara. Asimismo, el presidente de Petroperú aseguró que recientemente visitó el país el vicepresidente de la empresa española Técnicas Reunidas, Juan Lladó, quien se entrevistó con el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, a fin de conocer los avances del proyecto de modernización de la Refinería de Talara.

"En lo que a estudios de ingeniería se refiere, estos se encuentran avanzados en un 95% y deberán estar listos a fines de julio. Luego, se procederá a la valorización final de los costos para finalmente determinar el monto exacto de la inversión", explicó

En ese sentido, Campodónico rechazó las críticas infundadas en torno a que Petroperú no tendría la capacidad de financiamiento para ejecutar el proyecto.

“Existe un modelo económico-financiero preparado por Cofide que determinará si contamos con esa capacidad. Este modelo también es utilizado por el banco francés Societé Generale, a fin de determinar que la modernización de la refinería genere los fondos necesarios para poder pagarse", anotó.

Dijo que esa es la manera en que se tocará las puertas a los inversionistas, bancos, agencias de crédito a la exportación, entre otras entidades de diferentes países para presentarles un proyecto que genere el flujo necesario de fondos para pagar el financiamiento que se le otorgue.