La expropiación de Agroisleña será la plataforma que el gobierno utilizará para realizar su "injertación socialista del Estado en la cadena de distribución de insumos para la producción agrícola", según el decreto de "adquisición forzosa" de la empresa Agroisleña publicado este martes en la Gaceta Oficial (Nº 39.523).

De esta manera, el gobierno del presidente Hugo Chávez da un paso más dentro del sector agropecuario. Esta etapa consistirá en "la puesta en operatividad y la explotación para la producción, industrialización, procesamiento, transporte, almacenamiento y venta de productos y subproductos" agropecuarios, indica el decreto presidencial.

El organismo encargado de realizar esta tarea será el Ministerio de Agricultura y Tierra, cuyo titular es Juan Carlos Loyo. Adicionalmente, el Ministerio de Comercio debe trabajar en la incorporación de las "distintas asociaciones, cooperativas y cualquier forma de asociación comunitaria, bajo el régimen de propiedad colectiva".

Con la adquisición de Agroisleña el gobierno tendrá a su disposición, según establece el decreto, todas las empresas de este grupo de capital español: Proyefa, Insecticida Internacional, Venezolana de Riego y Semillas Híbridas de Venezuela.

El decreto identifica como accionista mayoritario al "inversionista extranjero Agroinsumos Ibero Americanos SL", empresa con sede en España.

El gobierno justifica su ingreso en este sector de la actividad agropecuaria nacional por considerar que "la producción de alimentos es de interés nacional y es deber del Estado garantizar la soberanía y seguridad agroalimentaria de la Nación".