Nueva York. Los inventarios de petróleo aumentaron la semana pasada muy por sobre lo anticipado por analistas, mientras que las existencias de gasolina y derivados disminuyeron, según cifras publicadas el miércoles por el Departamento de Energía de Estados Unidos.

Los inventarios de crudo se incrementaron en 7,245 millones de barriles a 351,26 millones de barriles, lo que se compara con la estimación promedio alcanzada en un sondeo a analistas que apuntaba a un alza de 1,4 millones de barriles.

Las existencias de gasolina disminuyeron más de lo esperado, en 2,715 millones de barriles a 224,559 millones de barriles, según el informe semanal de la Administración de Información de Energía del Departamento de Energía. La cifra se compara con una caída de 1,3 millones de barriles proyectada por los analistas encuestados por Dow Jones Newswires.

En tanto, las existencias de derivados del petróleo, que incluyen el combustible de calefacción y el diésel, registraron una caída de 2,422 millones de barriles a 145,691 millones de barriles. Los analistas estimaban un retroceso de 600.000 barriles.

La tasa de utilización de la capacidad instalada de las refinerías ascendió en medio punto porcentual al 81,1%. Los analistas esperaban que el índice se mantuviera sin cambios en un 80,6%.