Luego de que la administración de Donald Trump decidiera posponer el ingreso de cítricos desde Argentina por 60 días, el secretario de Relaciones Internacionales de Tucumán, Jorge Neme, dijo que "no hay razones para suspender la apertura del mercado de limones de Estados Unidos".

"No hay motivos para suspender la apertura, hay que ver muchas cosas, pero tenemos una regla aprobada y establecida", dijo Neme en diálogo con Télam.

El funcionario recordó que se trata de "una medida general que suspende por 60 días todos los trámites en curso en relación con las cuestiones que estaban sujetas a procesos de habilitación; en su momento (Barack) Obama hizo lo mismo, es usos y costumbres cada vez que llega una nueva administración".

Para Neme, la medida tomada por la administración de EE.UU. "es un paréntesis, que por ahora significa que en en lugar del 25 de enero, las exportaciones se abrirán el 25 de marzo".

Consultado por la posibilidad de que la decisión se extienda en el tiempo, Neme consideró que "para que se suspenda definitivamente deberían cambiar el protocolo sanitario y dar de baja lo que se acordó, lo que no es tan fácil".

Esta mañana se conoció que el gobierno de los Estados Unidos decidió suspender por 60 días el ingreso de limones procedentes de Argentina, de acuerdo con un comunicado del Departamento de Agricultura de ese país.

Citricultores

"Somos optimistas porque toda la argumentación técnica que estuvo en discusión, siempre referido a los aspectos fito sanitarios, fueron resueltos con mucha solvencia por parte de Argentina y por eso el departamento de agricultura de Estados Unidos permitió que se reabran las importaciones de limón argentino", sostuvo el ministro de la Producción, Luis Fernández.

Según Fernández, "la medida general que afecta a muchos países y productos aún los que ya tenían resolución pero que no habían tenido comienzo de ejecución, como es el caso del limón, que entra en revisión aunque todavía no se hizo ninguna exportación".

"La norma es clara y tiene cierta lógica porque hay una nueva administración de Estados Unidos", explicó el funcionario tucumano, quien admitió: "Somos optimistas de que esa revisión no va a traer mayores inconvenientes ya que no necesariamente tenemos que pensar que la prohibición se va a reestablecer".

Por su parte, el secretario de Relaciones Internacionales de la provincia, Jorge Neme, explicó que el programa que tiene el sector privado es abastecer los puertos y las principales ciudades de la costa este de Estados Unidos.

"No está en discusión, al menos por tres años el acceso a la costa oeste", explicó Neme, quien precisó que la exportación prevista en la primera etapa es de "un prudente volumen de 20.000 toneladas anuales, cifra que no afecta ningún sector privado norteamericano porque es el 3 por ciento del total anual que consume el mercado de ese país".

Según Neme, "se trata de una medida transitoria de uso y costumbre en todas las administraciones de Estados Unidos; una situación normal cada vez que cambia el signo político de la presidencia".