La ganancia de Newell Rubbermaid Inc. aumentó un 23% en el segundo trimestre luego que la compañía de artículos para el hogar registrara mayores márgenes y una menor tasa tributaria.

Sin embargo, los beneficios de una sólida demanda internacional se vieron contrarrestados por una variación en los patrones de compra respecto del trimestre anterior antes de un cambio en la tecnología de información.

Los resultados superaron las expectativas de los analistas y la compañía elevó su proyección de ganancias para 2010 en 2 centavos por acción, al tiempo que confirmó su panorama de ingresos.

Los consumidores comenzaron a gastar más este año, si bien se mantuvieron cautos. Newell eliminó ciertas líneas de productos, enfocó sus gastos y redujo sus costos durante la recesión. La participación de mercado de la firma también se elevó durante la crisis.

Newell registró una ganancia de US$130,4 millones, o 41 centavos por acción, por encima de los US$105,7 millones, o 37 centavos por acción, de un año antes. Si se excluyen los cargos por reestructuración, entre otros, la ganancia se aumentó de 47 centavos por acción a 51 centavos por acción.

Los ingresos disminuyeron un 0,5% a US$1.500 millones, debido a los cambios en los patrones de compra. Si se omite este factor, las ventas ascendieron un 3,8%. El impacto de la cancelación de líneas de producto de un año antes redujo las ventas en 1,9 puntos porcentuales.

Según una encuesta de Thomson Reuters, los analistas esperaban, en promedio, que la firma anunciara una ganancia trimestral de 44 centavos por acción e ingresos de US$1.520 millones.

El margen bruto aumentó del 37,1% al 39,3% en medio de la reducción de costos.

Las acciones cerraron el jueves en US$15,58 y no registraban actividad en las negociaciones previas a la apertura del mercado.