Lima. Los precios del cobre deberían permanecer en niveles "relativamente altos" en el mediano y largo plazo, por un estrecho balance entre la oferta y la demanda del metal, estimó este miércoles el presidente ejecutivo de la minera estatal chilena Codelco, Diego Hernández.

El jefe del mayor productor mundial de cobre agregó, tras una reunión de empresarios del foro Asia-Pacífico APEC en Lima, que el precio del metal básico mostrará volatilidad hasta fin de año debido al impacto en los mercados de la crisis de deuda en Europa y los temores a una recesión global.

"La demanda ha sido un poco más baja este año, pero la oferta también. Hay menor producción que la esperada por temas climáticos, algunos proyectos que se han retrasado su puesta en marcha", aseguró Hernández.

Las turbulencias de los últimos meses en los mercados han golpeado a las cotizaciones de las materias primas, por temores a una desaceleración de la demanda.

Sin embargo, un nivel inusualmente alto de huelgas y paralizaciones por condiciones climáticas adversas en las minas de cobre estancarían la oferta, lo que podría incrementar el déficit y sostener los precios.

Según el Grupo Internacional de Estudios del Cobre (ICSG por su sigla en inglés), el mercado de cobre refinado registró un déficit de 146.000 toneladas entre enero y mayo.

"El balance permanece bastante estrecho y estamos optimistas en el mediano y largo plazo que (el precio) debería permanecer en niveles relativamente altos", agregó.

El cobre subió el miércoles a US$8.875 la tonelada en Londres desde los US$8.850 de la víspera tras conocerse que los pedidos de bienes duraderos de Estados Unidos crecieron más de lo esperado en julio. En febrero, el metal trepó a un récord de US$10.190.

Según un sondeo de Reuters realizado en julio, los analistas esperan que el metal utilizado en electricidad y construcción promedie un precio de US$9.570 en 2011, menos que los US$9.663 estimados en enero, aunque muy por encima de los US$7.543 del año pasado.

Para el 2012, los analistas esperan que el cobre suba a US$9.995 en promedio, gracias a la ajustada oferta global y el impulso de la demanda de China, el mayor consumidor mundial de cobre con alrededor de 40% de la demanda global.

Sin embargo, Hernández dijo que existe preocupación a que la alta inflación en China lleve a un mayor ajuste monetario de la segunda mayor economía del mundo, lo que podría desacelerar su crecimiento, aunque estimó que el gigante asiático mantendrá una sostenida demanda.

"Niveles de inflación del 6,5% (en China) podrían provocar que las autoridades traten de frenar la economía. Por eso esperamos volatilidad en este segundo semestre", apuntó.