La Paz. La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) hizo 563.057 conexiones de gas natural en casas entre 2006 y 2015, superando la meta, con una inversión de 684 millones de dólares, informó hoy el presidente de la petrolera, Guillermo Achá.

YPFB proyectó en su plan quinquenal llegar en 2016 a las 500 mil conexiones domiciliarias en todo el país.

"Gracias a la nacionalización de los hidrocarburos logramos más de medio millón de conexiones de gas; por tanto, más de 2,8 millones de bolivianos se beneficiaron con instalaciones internas dadas de alta por la Gerencia de Redes de Gas y Ductos de YPFB", dijo Achá.

Bajo la política "gas primero para los bolivianos", el gobierno de Evo Morales priorizó el suministro de este servicio en el mercado interno, a través de la construcción de líneas de distribución para fomentar el uso masivo del gas natural en el sector doméstico, comercial e industrial.

"Prácticamente, a fines de 2016 se pueden superar las 600 mil instalaciones", explicó.

"Antes de la nacionalización de los hidrocarburos, sólo un grupo con recursos económicos podía acceder a este servicio", agregó.

"Hoy, el gobierno nacional subvenciona en un 100% los costos por instalación, que llegan a ser de entre US$1.200 en el área urbana, hasta US$3.000 en el área rural, considerando sistemas convencionales y virtuales", explicó Achá.

Las 563.057 instalaciones internas de gas natural efectuadas por el brazo operativo del gobierno entre 2006 y 2015, superan en 20 veces a las realizadas entre los años 1994 y 2005 a cargo de la iniciativa privada, en conjunto con YPFB Residual.

En la construcción de red primaria, red secundaria y el servicio de conexión de instalaciones internas dadas de alta, YPFB invirtió más de US$684 millones entre 2006 y 2015.

En el periodo mencionado, el tendido de red primaria alcanzó 1.321.867 metros y se construyeron 12.544.033 metros de red secundaria, bajo la modalidad del sistema convencional y del proyecto virtual gas natural licuado.