Las empresas dedicadas a la pesca de langosta en el atlántico centroamericano ya  pueden reanudar esa actividad a partir este domingo. 

Así lo oficializó ayer la Secretaría de Agricultura y Ganadería de Honduras (SAG) a través de un comunicado de prensa, después de anunciar que la veda regional expira hoy a las 12:00 de la medianoche.

Del 1 de marzo al 30 de junio del presente año, o sea, durante cuatro meses, la pesca de la langosta espinosa del Caribe (Panulirus argus) fue suspendida en acatamiento al reglamento OPS-02-09. 

La veda regional se aplica de manera simultánea en todos los países que integran el Sistema de Integración Centroamericana (Sica). Belice, Costa Rica, Panamá, Guatemala, Nicaragua y Honduras son parte de esta prohibición temporal para la extracción de langosta.

Con esta medida se protege esa especie marina durante su mayor período de reproducción. 

El 21 de mayo de 2009, los gobiernos de Centroamérica firmaron un reglamento para el Ordenamiento Regional de la Pesquería de la Langosta del Caribe, emitido por la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano (Ospesca).

Un informe preparado por el Banco Central de Honduras (BCH) revela que en 2011 se exportaron 1.393.805 kilogramos, a un precio de US$29,69 por kilo, generando US$41,4 millones.