Hoy culminará la distribución de las vacunas contra la fiebre aftosa, en todas las seccionales policiales del país. En tanto, el director de los Servicios Ganaderos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Francisco Muzio, recorre el norte del país para verificar el trabajo de inspección a los criaderos de cerdos de la zona.

"Queremos ver cómo está todo, si no hay acceso a comidas que no sean convenientes", dijo el titular de la cartera.

Estos controles se deben a los focos de fiebre aftosa detectados recientemente en Paraguay.

El MGAP distribuirá alrededor de 11 millones de dosis de la vacuna que será inyectada a todas las categorías de la especie bovina.

Muzio comentó que "es una vacunación muy especial porque hace prácticamente un año que los animales recibieron la vacuna anterior, los animales menores de 18 meses hace prácticamente nueve meses que fueron vacunados, los terneros vacunados en noviembre tendrán una segunda dosis y otros recibirán la vacuna por primera vez".

La vacunación del rodeo uruguayo se hará durante todo el mes de enero.

Muzio explicó que "nosotros tenemos una ruta de vacunación donde se dan fechas de plazo a las seccionales policiales de cada departamento. Esto nos posibilita un control mucho más efectivo. Cuando por alguna razón el productor no vacunó en esa fecha, se le fija una nueva fecha y si vuelve a incumplir su predio pasa a la categoría de atención prioritaria, por lo que tendrá que ser certificado por un veterinario".

"Creemos que el productor es conciente de la problemática de la fiebre aftosa y por eso hay que vacunar bien a todos los animales", señaló el principal de los Servicios Ganaderos.

En un comunicado publicado en la página web del MGAP se remarca que para lograr un buen resultado de la vacunación es necesario garantizar la conservación de la cadena de frío hasta la aplicación de la vacuna.

En este sentido, se recuerda que para retirar la vacuna se deberá concurrir a la seccional policial correspondiente con una caja térmica con refrigerante o hielo.

Muzio señaló que las vacunas se adquieren mediante licitación internacional y las adjudicaciones son otorgadas a más de un laboratorio, por lo que hay vacunas de Argentina, de Colombia, de Brasil y de Paraguay.

Cabe recordar que en Uruguay no se permite fabricar vacunas contra la fiebre aftosa.

Las vacunas son analizadas "para ver si realmente tienen lo que dice en los papeles", explicó Muzio.

Además se hace una prueba de efectividad de la inmunidad sobre los animales vacunados.

Uruguay invierte US$ 22 millones en toda la campaña de vacunación contra la fiebre aftosa.

"Que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca distribuyera las vacunas fue una decisión muy inteligente. Por kilo de carne y por litro de leche se le hace al productor un descuento que tiene como finalidad la adquisición de la vacuna, a través de una licitación internacional. Esto también es una ventaja para el productor, porque en una licitación por grandes volúmenes se obtienen muy buenos precios", destacó Francisco Muzio.

Por otra parte, el MGAP está atento a la situación sanitaria de la región, fundamentalmente desde la reaparición de la fiebre aftosa en Paraguay en septiembre del año pasado.

En este sentido Muzio comentó que "hemos estado constantemente en comunicación con los servicios sanitarios de Brasil y de Argentina a través del Comité Veterinario Permanente (CVP). Ahora están participando también Chile y Bolivia. Esto posibilitó el acercamiento con Paraguay para que podamos cooperar desde el punto de vista técnico".

Cabe recordar que en el mes de  febrero también habrá vacunación en Paraguay y los países de la región brindarán asistencia técnica, en base a su experiencia.

Muzio recordó que Argentina realizó su vacunación sobre fin del año anterior y en Brasil hay fechas diferentes según el estado.