Singapur. El estreno en el 2011 de los mayores cargueros del mundo por parte del gigante minero brasileño Vale recortará el costo del transporte marítimo de materias primas y ahogará por años la recuperación del mercado de fletes.

El enorme apetito de China por carbón y mineral de hierro, las dos principales materias primas exportadas en el mercado a granel por volumen, ha transformado a la industria marítima, con firmas mineras y de transportes construyendo barcos cada vez más grandes para satisfacer su demanda.

Vale, el mayor productor mundial de mineral de hierro, tiene proyectado recibir los primeros de más de 30 cargueros de mineral de hierro, con capacidad de 400.000 toneladas, en la primera mitad del 2011.

Los barcos, que serán entregados hasta el 2013, superarán al mayor carguero a granel actualmente en operación: el MS Berge Stahl, con capacidad de 365.000 toneladas.

El arribo de los llamados cargueros Chinamax no sólo recortarán los costos de Vale, sino que reducirán los precios del transporte para toda la industria debido a que los nuevos barcos ingresarán a un mercado ya sobreabastecido.

"Este será el mayor factor que afectará al mercado por al menos un par de años, con el gran aumento de la oferta presionando hacia abajo al mercado", dijo Rahul Sharan, analista de Drewry Shipping Consultants.

Problema de sobre oferta.Se espera que los barcos gigantes de Vale, que serán más largos que la Torre Eiffel, de 324 metros de altura, incrementen el problema de sobreoferta, dijeron analistas. Eso se traduce en menos dinero para los dueños de barcos, muchos de los cuales se oponen a los nuevos cargueros de Vale.

"No necesitamos las naves (de Vale)", afirmó Torben Skaanild, presidente ejecutivo de BIMCO, el mayor grupo mundial de dueños de barcos.

"Tenemos un enorme flujo de cargueros de 150.000 a 180.000 toneladas que están llegando al mercado. Si comienzas a construir barcos de 400.000 toneladas, va a sacarlos del mercado", agregó.

Una portavoz de Vale declinó a realizar comentarios sobre críticas de la industria respecto a sus barcos Chinamax.

Credit Suisse estimó que los barcos de Vale podrían marginar hasta a 168 cargueros, que representan alrededor de un 15% de la flota existente, forzándolos a relocalizarse en rutas más cortas.

Las ganancias promedio para los cargueros, usados típicamente para transportar carbón y mineral de hierro, podrían caer entre un 20% y un 35% el próximo año, a menos de US$25.000 diarios, dijeron analistas.

También se esperaba que disminuyeran las utilidades de barcos más pequeños para la carga a granel, que transportan de todo, desde granos a cemento.

El presidente de la china COSCO, la mayor firma de transporte a granel del mundo, dijo a Reuters el mes pasado que se oponía enérgicamente a los mega barcos de Vale y predijo que el problema de sobreoferta de la industria impediría una recuperación hasta al menos el 2013.

Se esperaba que la flota de transporte a granel se expandiera un 11% el próximo año, a 594 millones de toneladas, sobrepasando el crecimiento del 8% de la demanda, según Macquarie Securities.

La industria de cargueros fue golpeada por la crisis económica hace dos años y ha luchado por recuperarse.

Competetividad. La volatilidad en el mercado al contado llevó a Vale a construir su propia flota de mega barcos, que permitirá a la compañía competir mejor con sus rivales australianos BHP Billiton y Rio Tinto.

Debido a la mayor distancia con Brasil, Vale típicamente paga una prima de US$15 por tonelada para transportar mineral de hierro a China, en comparación a sus contrapartes australianas. Esa prima podría reducirse en más de la mitad, a US$7 por tonelada, con el arribo de los cargueros gigantes, dijeron analistas.

Vale estimó que la producción anual de mineral de hierro alcanzará las 311 millones de toneladas el próximo año y esperaban aumentar aún más la producción a 522 millones de toneladas a fines del 2015.

Con menores costos de transporte y mayor producción, Vale podría quedarse con algo de la participación del mercado de sus rivales australianas, afirmaron analistas.

Pero Australia seguiría siendo por lejos el principal proveedor de mineral de hierro de China.