El presidente Juan Manuel Santos, durante la instalación del XL Congreso Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite, realizado en la ciudad de Bucaramanga, exaltó la labor del sector palmicultor en Colombia.

"Esto no es sólo un buen negocio, es un modelo de responsabilidad empresarial. El sector cumplió con las metas propuestas. Tiene el potencial de convertirse en una industria de talla mundial, los palmicultores tienen el reto de ser proveedores competitivos para la cadena. La idea es que los cultivadores y los agroindustriales tengan una visión compartida", detalló.

Santos advirtió también que el gobierno trabaja en el programa nacional de biodiesel, pero fue enfático en que se requiere de una política de precios que incentive y que sea equitativa para que no se produzca "una carga excesiva sobre los transportadores".

El presidente agregó que se debe definir la efectividad de la mezcla de combustibles fósiles con el biodiesel y la viabilidad ambiental.

"Esta es una industria en crecimiento: el 41% de la producción nacional de aceite de palma se destinó a la mezcla del biodiesel. Hoy estamos en un porcentaje del 8%, iremos avanzando", manifestó.

Santos resaltó los resultados del sector palmicultor, dado que "la meta del número de hectáreas sembradas era de 426 mil  y se superó el objetivo en más de 20 mil. Se produjeron 857 mil toneladas de aceite de palma. Las exportaciones de aceite en 2010 tuvieron un valor de US$83 millones y el año pasado fueron de US$191 millones. Sumando todas las exportaciones de productos derivados, en 2010, se llegó a US$124 millones y en 2011 a US$271 millones".

En su discurso, Santos habló de otros temas como seguridad. En este punto aclaró que la actual tasa de homicidios es la más baja de los últimos 27 años y que aumentó en un 72% las capturas de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

También resaltó que a la fecha se han restituido, vía administrativa, 18 mil hectáreas y que en este momento se han recibido cerca de 14 mil solicitudes de restitución, lo que representaría casi un millón de hectáreas.