Las lluvias y posterior nevazón, que afectaron Santiago el fin de semana del 14 de julio, generaron importantes cortes de suministro eléctrico, afectando a más de 1 millón de personas, desataron una crisis de proporciones, un daño reputacional, y eventualmente operativo, para la eléctrica Enel y la irrupción de nuevos actores, unos ganadores y otros no tanto. Así lo establece un estudio realizado por CONSIGLIERI, consultora de asuntos corporativos y reputación, que midió el impacto para la reputación corporativa de los distintos actores involucrados en este tema, que ha copado la agenda los últimos días.

A la luz de los antecedentes, los efectos han sido más que importantes, de hecho un 98% de los chilenos espera que lo sucedido con Enel genere mayor regulación en el sector. Por otro lado, un número similar espera que esta situación impulse la entrada de nuevos actores a competir en el segmento.

Asimismo, un 89% de los chilenos cree que los cortes de suministro afectaron negativamente la reputación de Enel.

“Los consumidores se sienten ignorados y defraudados de Enel, por ello es que visibilizan una percepción negativa sobre la compañía, al mismo tiempo que entienden y esperan que lo ocurrido no sólo afecte su reputación, sino también su negocio y operación en Chile”, explica Claudio Ramírez, socio y gerente general de CONSIGLIERI.

El estudio establece además que un 64% de los consumidores, cree que Joaquín Lavín, alcalde de Las Condes, mejoró notablemente su reputación, tras su actuación en la crisis que afectó a más de un millón de chilenos, en donde, son más las mujeres (67%) que los hombres (60%) las que valoran este hecho.

Los mismos consumidores identifican como el gran ganador de esta crisis al propio alcalde Lavín, con un 38% de las preferencias. Y donde son más las mujeres (42%) que los hombres (34%) que reconocen este hecho.

Otros actores que aparecen en este mapa reputacional, pero muy por debajo de Lavín, son Andrés Rebolledo , Ministro de Energía, con un 9%, el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) con un 8%, el Gobierno con un 5%, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) con un 2% y finalmente Raúl Torrealba, alcalde de Vitacura con un 2%.

“El alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, supo entender y gestionar de manera empática, oportuna, transparente y eficiente esta crisis, dando respuesta y soluciones reales a un stakeholder tan relevante y crítico como son los consumidores. Aparte de eso, se valió de las redes sociales para capitalizar reputacionalmente - y en tiempo real- sus acciones, en el mismo lugar (redes sociales) donde se estaba dando la conversación y reclamos sobre Enel”, agregó Ramírez.

El estudio desarrollado por CONSIGLIERI incluyó a 481 mayores de 18 años en 34 comunas de la Región Metropolitana.