La industria bancaria tradicional puede estar en riesgo de perder 30% de su margen de ingresos para el 2020 debido a que nuevos jugadores de la industria de tecnología han ingresado a facilitar compras y pagos en línea.

Así lo indica un estudio de tendencias mundiales de Accenture titulado “La banca del día a día”, que indica que los bancos han sido tradicionalmente vistos sólo como medios de pago y necesitan dar el salto para convertirse en aliados de la vida diaria de sus clientes a través de un acompañamiento en todo el proceso que el consumidor sigue para hacerse de bienes y servicios.

Daniel Laniado, Director de la Industria de Servicios Financieros de Accenture México, advierte en este sentido que actualmente “los usuarios digitales utilizan las herramientas y aplicaciones para articular sus necesidades basados en la calidad, precio y las experiencias que les ofrecen los proveedores”.

Al respecto, el director de la Práctica de Talento en la Consultoría de Servicios Financieros de Accenture, Martín Folino, dijo que “la industria bancaria está demostrando un potencial muy grande para aprovechar las oportunidades de la digitalización y ponerse en contacto directo con el consumidor en cualquier momento a través de los medios digitales”.

A nivel mundial el margen de operación en la industria bancaria se ha mantenido fijo a lo largo de los últimos seis o siete años y la tecnología digital ofrece la oportunidad de incrementar los volúmenes de negocio con más ventas a clientes satisfechos.

Los beneficios de “la banca del día a día” se proyecta que sean de un 50% en la ganancia operativa de las firmas bancarias, que ahora se debe vincular con los clientes para asistirles en sus momentos decisivos de compra y respaldarles en momentos de importancia en su proyecto de vida.

El reporte establece nuevos roles que podría tener la banca en su vínculo con los usuarios:

1. Proveedor de asesoría y consejo.- Como gestor de la información del mercado puede contribuir en la confianza del consumidor dando tips y consejos para la compra de servicios. Es así que los usuarios podrán comprar el producto que más se ajuste a sus posibilidades, al mejor precio y en el menor tiempo. Como ejemplo, el 64% de los consumidores que buscan un producto saldrían de su camino de 5 a 10 minutos para comprar a un mejor precio.

2. Facilitador de acceso.- El banco es un jugador clave en la comunidad que puede integrar y empaquetar soluciones a la medida de los usuarios con la red de proveedores disponibles. Este rol repercute directamente con fidelidad de los clientes bancarios ya que 50% de los consumidores perciben el hacer compras como una experiencia.

3. Aliado de valor.- 80% de los consumidores prefiere las calificaciones en línea que el consejo de los empleados de tienda. El conocimiento del consumidor facilita las compras y la adquisición de servicios utilizados a diario (transporte, víveres y consumo diario).

El análisis indica que la transformación digital beneficiaría a los bancos con el incremento de productividad operativa de más del 35%; la reducción de más del 80% de esfuerzo operativo detrás de la ventanilla; 50% menos tiempo en la salida de nuevos productos al mercado; más del 70% de reducción en las aplicaciones bancarias para el manejo de portafolio.