De acuerdo a un estudio realizado en Chile, la mitad de los trabajadores se encuentran sobreendeudados y deben más de nueve veces sus rentas o sueldos brutos, que incluyen sus imposiciones previsionales y de salud, y además, deben destinar más del 50% de sus ingresos en efectivo a cancelar préstamos de consumo.

El estudio fue realizado por Origina, firma orientada a la entrega de soluciones financieras y ligada al grupo Payrrol. El análisis determinó también que el 25% de los trabajadores con sobreendeudamiento deben más de doce veces su sueldo bruto. Lo anterior se traduce en que si una persona recibe un sueldo bruto por CH$500 mil pesos (US$1.000 apróx.), su deuda llega a los CH$6.000.000 (US$12.114).

El tramo de ingresos que se ve más afectado por la situación corresponde a la fuerza laboral activa con ingresos inferiores a los CH$400 mil pesos mensuales (US$800).

Los compromisos financieros de los trabajadores apuntan a bancos, casas comerciales y sistema de financiamiento informal.

También se precisa que existen dos grupos de personas para llegar a esta situación. El primer grupo es conocido como “los pasivos”, que incluye a todas aquellas personas que se vieron obligadas a contraer un fuerte nivel de deudas por razones catastróficas, que apuntan principalmente a enfermedades personales o de algún miembro de su familia, de acuerdo a El Mercurio.

El segundo grupo es conocido como “los activos”, que son quienes creen que pueden vivir con un monto mayor al de sus ingresos. Para eso, van pidiendo más préstamos a medida que aumentan sus pasivos mientras su sueldo sigue igual.

El estudio fue realizado sobre un grupo de 6.719 personas.