En el Salar de Uyuni existen valores bajos de concentración de litio y elevadas impurezas en comparación con otros salares, lo que representa un costo adicional en el proceso para su recuperación.

La información corresponde a un informe presentado en el Congreso de la Sociedad Americana de Ingenieros Metalúrgicos de Estados Unidos, realizado en Denver, Colorado. En el evento se presentaron diversas conferencias en tecnologías de procesamiento de minerales y entre estos el tratamiento de sales con contenidos de litio, potasio y bórax.

“No será fácil para nuestro proyecto en Bolivia la comercialización de la producción de carbonato (de litio) proyectada si ocurre una caída en el precio o el costo de producción del proyecto del Salar no sea competitivo por la baja concentración de litio y elevadas impurezas”, señaló el experto Jorge Lema Patiño, quien participó del evento internacional en Denver.

Costo. La baja concentración de litio en el Salar de Uyuni ,con relación a otros salares o fuentes de producción de carbonato, representa un costo adicional, lo que incide en la recuperación, explicó el experto boliviano.

“En efecto, según la tabla mencionada, la proporción de magnesio/litio (Mg/Li) es elevada en comparación con las otras fuentes mundiales, lo que representará etapas adicionales de procesamiento, alto costo y  posiblemente se afecte la calidad final” de la producción, añadió.

Según Lema, el Ejecutivo debería recibir cooperación de empresas especializadas que están trabajando con sus equipos de alta tecnología en otros salares para que el país pueda competir con otros productores.

“La aparente ventaja en la composición del Salar de Uyuni está en el elevado contenido de potasio. Sin embargo, su interrelación con el magnesio influirán en el costo del proceso de producción de cloruro de potasio”, afirmó el profesional.

El especialista espera que los ejecutivos bolivianos que están a cargo del proyecto de la industrialización del litio tomen en cuenta el cuadro que expresa el aumento de la demanda de litio, porque las actividades de exploración y los nuevos proyectos están sustentados en ello, así como en la composición química del litio.

“Es recomendable concentrarse en demostrar la factibilidad en la producción y venta de carbonato de litio y cloruro de potasio antes de proseguir con el proyecto de fabricación de baterías”, explicó Patiño.