Bain & Company, empresa global de consultoría de negocios y asesor líder en la industria de bienes de lujo, presentó la novena edición de su estudio “Luxury Goods Worldwide Market” que indica que la crisis global en el mercado mundial de bienes de lujo finalizó en el cuarto trimestre de 2009.

De acuerdo a esto, se pone fin a un año con una disminución del 8% en ventas y que para el año 2010, se proyecta un incremento del 10% en las mismas, alcanzando 168.000 millones de euros (US$230.000 millones) (el récord fueron 170.000 millones de euros en 2007, US$232.000 millones).

Bain adjudica el rebote del mercado a varios puntos de venta clave: el aumento promedio de dos dígitos en el segundo y tercer trimestre; un rápido retorno de los consumidores a las tiendas de las grandes marcas; el continuo y fuerte crecimiento de China; un repunte de las ventas en los EE.UU.; y particularmente, las fuertes ventas de cuero, zapatos y accesorios.

“Aún cuando el sector no está del todo fuera de peligro, vemos fuertes señales de crecimiento en mercados clave y canales de venta. Esto sugiere una recuperación completa en las ventas de bienes de lujo a niveles previos a la recesión”, dijo Claudia D’Arpizio, socia de Bain & Company en Milán y autora líder del estudio.

Aunque el 40% del aumento de los ingresos por ventas se debe a la depreciación del euro, incluso con un tipo de cambio constante en comparación al año pasado, el crecimiento proyectado para el 2010 constituye un 6%.

A principios del año 2010, las ventas de bienes de lujo crecieron un 6% en el primer trimestre, 16% en el segundo trimestre, 13% en el tercer trimestre y se proyecta un crecimiento del 5% para el cuarto trimestre.

Bain prevé un crecimiento para el 2011 de entre un 3% y 5% en un mercado que vuelve a tener niveles sostenidos de crecimiento. Sin embargo, el pronóstico para 2011 supone un tipo de cambio constante, e incrementos o disminuciones basados en el destino del Euro y del dólar.