Quito. La oferta eléctrica en Ecuador aumentó más del doble en una década, desde 11.944 gigawatios en 2002 a 23.086 en 2012, debido al incremento de la generación térmica, revela un estudio del ministerio de Sectores Estratégicos presentado en Quito, que anuncia que la hidroelectricidad aumentará en 2016 con la incorporación de ocho centrales.

La generación hidroeléctrica representa en la actualidad el 53% de la energía eléctrica de Ecuador, mientras que las fuentes térmicas (turbogas, turbovapor y diésel) generan el 45% de la oferta eléctrica nacional, el 1% la tienen varias fuentes renovables y otro 1% la interconexión con Perú y Colombia.

Entre 2007 y 2013 Ecuador ha invertido US$4.900 millones en el sector eléctrico, esos recursos permitirán que a finales de 2016 se generare el 93% de la electricidad ecuatoriana mediante fuentes hídricas.

Ecuador, un territorio de 283.561 kilómetros cuadrados y 15,9 millones de personas, consumió, en 2012, 19.377 gigawatios de energía eléctrica, mientras que en el 2000, el país sudamericano demandaba 7.904 gigawatios.