Brasilia. El productor brasileño de etanol ETH planea invertir 1.000 millones de reales (US$490 millones) este año y la mayor parte de los fondos se destinará a plantar más caña de azúcar para poder aliviar un déficit de abastecimiento, reportó este martes el diario Folha de Sao Paulo.

La inversión ayudará a la compañía a aumentar a casi el doble su producción de caña en comparación a la de las últimas dos temporadas al sumarle 115.000 hectáreas de caña a las 100.000 hectáreas que plantó la temporada pasada, según el reporte, que cita al presidente de ETH, Luiz de Mendonca.

El área plantada de la compañía se incrementará a más de 400.000 hectáreas, equivalente a entre un 4% y un 5% de los casi nueve millones de hectáreas de caña en el país.

A la caña recién plantada le toma 18 meses en volverse productiva y normalmente sirve para unas cinco cosechas anuales.

ETH espera una producción de etanol de alrededor de 3.000 millones de litros en dos años, lo que lo convertiría en uno de los más grandes productores de Brasil.

Al aumentar la producción de caña, la firma, controlada por el gigante brasileño de construcción y petroquímica Odebrecht , reducirá la brecha entre la oferta de materia prima con su capacidad de molienda, actualmente utilizada en solo un 50%.

El sector necesita más caña para poder elevar su oferta de etanol a nivel doméstico. El combustible compite con la gasolina, cuyo precio es fijado por el gobierno.

La inversión en el sector de la caña en Brasil tuvo una vertiginosa expansión tras el lanzamiento de los autos de combustible dual en el país hace una década. Pero el crecimiento se estancó por un aumento de las quiebras en los endeudados ingenios, los altos costos y las malas condiciones climáticas.