Martínez Bravo tiene un gran desafío por delante: consolidar una marca con más de medio siglo en el Viejo Continente, pero relativamente nueva en Latinoamérica.

Para su confianza, cree que “desembarcan” en un momento "muy interesante, debido a las elecciones que se avecinan en los diferentes países de la región”, por lo que consideran que su presencia “ayudará a sus clientes a entender mejor el contexto de posibles cambios regulatorios que puedan producirse tras la nueva legislatura, en los diferentes países de la región”.

-¿Cuál es el valor agregado que tiene Kreab frente a otras compañías?

-Creo que en nuestro caso es la reputación. Hoy las grandes compañías del planeta están pasando por una prueba de confianza frente a sus clientes. Lo hemos visto en el caso de Volkswagen a nivel mundial, o el caso de Odebrecth en Latinoamérica. Porque hemos visto muchas malas compañías que de alguna u otra forma han estado realizando mala praxis, y con ello, la sociedad en general va perdiendo la confianza. Por eso frente a un escenario de crisis la pregunta es: ¿cómo afrontas la comunicación? Ahí está la clave de muchas situaciones negativas que pueden encontrar solución.

-¿Cuáles son los mayores problemas que tiene un CEO de una compañía global, hoy en materia de establecer una imagen institucional fuerte y rentable?

-Creo que las amenazas están dadas por los riesgos geopolíticos que están en el mundo hoy y que claro, generan una gran incertidumbre en las diferentes empresas. Los líderes de las grandes corporaciones necesitan entender qué es lo que está pasando en el mundo, por eso la estrategia de ser alguien que está solo en su país encerrado, en una burbuja, ya no es rentable.

-¿Cómo se hace hoy de la comunicación digital un aliado estratégico para los objetivos de una compañía internacional?

-Primero, nos permite escuchar. Las empresas y los gobiernos hoy deben aplicar lo que denominamos "escucha activa", que te permite oir los grupos de interés de tu producto, cuáles son las demandas de tus consumidores o clientes.