París. Eurotunnel, el operador del túnel ferroviario bajo el Canal de la Mancha, quiere ampliar su negocio en el de la logística y es candidato a la gestión de dos puertos del norte de Francia, los de Calais y Boulogne.

Un portavoz de Eurotunnel, citado por "Les Echos", justificó la demanda para gestionar esos dos puertos porque la empresa tiene "un interés natural" puesto que su "negocio de base es la gestión de infraestructuras".

La candidatura se formalizará para una concesión ("delegación de servicio público") por un periodo de 50 años.

Las instalaciones de Calais -la principal conexión marítima de Francia con el Reino Unido por su proximidad- y las de Boulogne son propiedad de la región Nord Pas de Calais desde que se las transfiriera el Estado francés en 2007.

La actividad de las primeras está dominada por el tráfico de pasajeros, con más de 10 millones de personas al año, a lo que se añade unos 38,5 millones de toneladas en mercancías, esencialmente en los camiones que cargan los "ferries" que atraviesan el Canal de la Mancha.

Calais está embarcado en un proyecto de modernización, con nuevas instalaciones -como un dique de 2,5 kilómetros- estimado en unos 600 millones de euros.

Boulogne, por su parte, es el primer puerto pesquero francés, concentra más de 140 empresas de este sector, así como una plataforma logística.

Eurotunnel, que el pasado año compró los barcos de la desaparecida compañía SeaFrance que realizaba el tránsito del Canal de la Mancha, también ha conseguido en los últimos años contratos para la gestión y el mantenimiento de las interconexiones entre la red ferroviaria y varios puertos (marítimos o fluviales), como París, Burdeos, Estrasburgo, La Rochelle, Dunkerque, Saint Nazaire-Nantes o Le Havre.