La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, advirtió este sábado que nacionalizará los ingenios azucareros cuyos propietarios intenten "sabotear al pueblo boliviano'' al vender ese producto a precios elevados en el mercado interno, ya que algunos dueños de ingenios venden su azúcar más barato afuera y más caro adentro. En estos casos, Morales advirtió que, si esto sigue pasando, “me veré obligado a estatizar esos ingenios, sin ningún miedo”.

Ratificó la necesidad de contar con industrias azucareras estatales "para que los privados no estén saboteando ni chantajeando al pueblo boliviano vendiendo su azúcar más barato afuera y más caro en Bolivia''.

En el país operan cuatro ingenios azucareros en la región oriental Santa Cruz y uno en la sureña Tarija, en tanto que el Ejecutivo tiene planes para instalar una industria en el sur y otra en el norte de La Paz, tal y como publica el sitio argentino Infobae.

Según estimaciones del Gobierno boliviano, la producción anual de azúcar ronda las 450.000 toneladas anuales y el consumo interno demanda unas 300.000 toneladas, por lo que queda un excedente de 150.000 toneladas para la exportación.

El Gobierno de Morales decretó en febrero pasado la prohibición temporal de la exportación de azúcar con el objetivo de garantizar el abastecimiento interno y frenar el incremento del precio de ese producto en el país.

Los productores habían amenazado con no iniciar la zafra si se mantenía la prohibición, con el argumento de que se tendría que cosechar y procesar menos caña si los excedentes no pueden ser exportados.

Tras una negociación, el Gobierno y las industrias acordaron que la restricción será levantada en abril, próximo coincidiendo con el inicio de la zafra.