La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció hoy la creación del Ministerio de Energía, una nueva cartera que formará parte de su gabinete a partir de este año.

El mandatario boliviano efectuó el anuncio durante la inauguración de la nueva línea de distribución de agua para la ciudad de La Paz, donde se encuentra la sede del gobierno boliviano, que sufre racionamiento del líquido desde noviembre del año pasado.

Morales calificó a la nueva entidad como el "ministerio de la esperanza" y afirmó que en sus manos estará gestionar las energías convencionales y no convencionales, además de que serán usadas en el futuro para alejar a Bolivia de la dependencia de los combustibles tradicionales, como el gas y el petróleo.

Según el mandatario, el nuevo Ministerio de Energía deberá impulsar y consolidar importantes proyectos de ese campo y convertir a Bolivia en el centro energético de Sudamérica.

Además, Morales creó la nueva cartera como un espacio estratégico político y económico ya que, como él mismo dijo, "quien ostenta el poder energético tiene el poder político y Bolivia tiene tantos medios".

De acuerdo a las previsiones del mandatario, el nuevo ministerio, que se sumará a los 21 existentes, contará con dos viceministerios; uno de energías convencionales y alternativas y el otro de nueva tecnología, "que es energía nuclear pero también es litio", acotó Morales.

El presidente boliviano admitió que tomó esta decisión ante la previsión de que el gas natural puede agotarse en Bolivia, por lo que consideró que no se puede depender de este recurso exclusivamente y se debe optar por otros recursos.

En cambio, las plantas eléctricas, continuó Morales, nunca se terminarán.

Evo Morales afina los últimos detalles de su informe-mensaje a Bolivia que se desarrollará este domingo cuando cumpla 11 años como presidente del Estado.

Un día después de su mensaje, el jefe de Estado anunciará a los miembros de su nuevo gabinete, en el que, según adelantó, habrán algunas ratificaciones así como nuevas caras.