El presidente, Evo Morales, aseguró que empezó la era industrial en Bolivia con la inauguración de la planta semi-industrial de litio en Llipi, Uyuni, que demandó una inversión de US$18 millones.  

La planta producirá cloruro de potasio para fabricar baterías en base a litio, además se prevé que hasta diciembre pueda producir cloruro de litio para exportar.

“Se ha arrancado con la era industrial del litio de Bolivia, es mejor que los bolivianos avancemos con nuestras propias industrias para el bien de todos”, afirmó Morales

Añadió que la fábrica produce cerca de 200 toneladas de cloruro de potasio por mes y que en corto plazo la capacidad superará las 1.000 toneladas.

“El cloruro de potasio puede ser utilizado como fertilizante y será muy útil para la medicina, porque se lo usa para el tratamiento de enfermos que necesitan hemodiálisis. Debemos darle un valor agregado a nuestros recursos naturales”, explicó en el acto de inauguración de la planta en Uyuni.

La Corporación Minera de Bolivia (Comibol) está a cargo del emprendimiento, sin embargo, abrió la posibilidad de aceptar socios externos dispuestos a trabajar sin condicionamientos ni chantajes en la industrialización del litio.

En la ocasión, fue entregado un equipo de vehículos para apoyar el emprendimiento que ya cuenta con 21 piscinas de evaporación de líquidos.