Villa Tunari. El presidente Evo Morales inauguró este viernes las operaciones de la primera factoría de papel en Bolivia, bautizada como Papelbol, asentada en la zona El Castillo del municipio de Villa Tunari, en el Trópico de Cochabamba.

Papelbol fue creada mediante Decreto Supremo el 5 de septiembre de 2007; un año después, la empresa brasileña D'Andrea se adjudicó el montaje de la factoría, pero incumplió el contrato suscrito con el Estado boliviano.

Tras varios percances, el Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem) adjudicó en octubre de 2012 el acabado de la fábrica a la compañía china Shenzhen Vicstar Machinery.

"Esta obra tenía que acabarse hace dos o tres años, (pero se retrasó) por culpa de una empresa brasileña, vamos a procesarla. Gracias a China se ha terminado. Vamos a seguir trabajando con socios, China, Rusia, otros países desarrollados que quieren hacer una transferencia tecnológica para nuestras grandes industrias", dijo Morales.

El jefe de Estado inauguró esa plantan en compañía de su gabinete de ministros, quienes obsequiaron cuadernos producidos por Papelbol a las decenas de personas que presenciaron ese acto.

Papelbol producirá papel de cuaderno, escritorio y de impresión (bond) desde 60 gramos hasta 90 gramos, y su producción abarcará poco más del 30% del mercado en Bolivia, de acuerdo con el Sedem.

Según esa fuente, el consumo de papel en el país es de 47.500 toneladas anuales.

La ejecución financiera de Papelbol, entre obras civiles, equipos, maquinaria, materiales y suministros, alcanza a 194.482.626 bolivianos (US$27.535.900).

Inicialmente se planificó la producción de 2 millones de cuadernos hasta fines de enero de 2014 que serán comercializados en el mercado con un costo menor.