En el acto de inauguración del año académico militar, el presidente Evo Morales planteó la necesidad de que las Fuerzas Armadas participen en el desarrollo de la industria del litio y la petroquímica. La oposición cuestionó el planteamiento.

“Una de las debilidades del Estado es no contar con científicos para muchos temas importantes para Bolivia. Deben haber profesionales desde las Fuerzas Armadas para llenar ese vacío; militares científicos para el litio, la petroquímica; profesionales para la producción científica”, propuso.

La posición fue expresada en parte del discurso de inauguración del año académico en el Patio de Honor del Colegio Militar de Ejército. En la oportunidad, expresó la necesidad de que los militares afiancen su conocimiento científico en diferentes áreas.

Bolivia nacionalizó los hidrocarburos y apunta a la industrialización a través de iniciativas como la pretroquímica. El litio, también forma parte de una política orientada a la explotación e industrialización de los recursos naturales nacionales.

Cadena de azúcar. Asimismo, Morales propuso incorporar a los militares en la cadena de producción del azúcar. “Visitando Montero (Santa Cruz) he conocido oficiales expertos, con mucho conocimiento en la plantación de caña de azúcar”, recordó.

“Una de las debilidades del Estado es no contar con científicos para muchos temas importantes para Bolivia. Deben haber profesionales desde las Fuerzas Armadas para llenar ese vacío; militares científicos para el litio, la petroquímica; profesionales para la producción científica”. Evo Morales.

Solicitó al senador oficialista y ex general de Ejército, Freddy Bersatti, quien participó del acto castrense, reclutar a esos oficiales para que con su conocimiento cooperen en el proyecto del ingenio San Buenaventura. “¿Cómo contar como gobierno nacional con expertos que son miembros de las Fuerzas Armadas?”, se preguntó y, seguidamente, desafió a que se superen cada año y se preparen.

Normativa. La Constitución Política, en su artículo 244, refiere que la institución armada, además de cumplir con su rol de defender y preservar la independencia, seguridad y estabilidad del Estado, garantizar el imperio de la Constitución y la estabilidad del Gobierno, podrá participar en el desarrollo integral del país.

El rector de la Universidad militar, Adolfo Vásquez Prieto, aseguró que se priorizará el conocimiento científico con una adecuación universal, democrática y participativa, para alcanzar la excelencia educativa con valores éticos morales, espirituales y sociales.

“El programa educativo alcanzará la formación de investigadores científicos militares con la creación de la escuela científica de las Fuerzas Armadas, en diferentes niveles y áreas”, anunció la autoridad, en coincidencia con la demanda de Morales. El Presidente y Capitán General de la institución destacó la disciplina y responsabilidad institucional y social con las que son formados los militares.

"Las Fuerzas Armadas cumplen una función vital para la recuperación de los recursos naturales, el resguardo de la soberanía en las fronteras, el combate al narcotráfico y al contrabando”, explicó el Mandatario. Por su lado, el senador opositor Róger Pinto cuestionó el hecho de que se pretenda incorporar a los militares en tareas que no son de su competencia.

“El Presidente está perdido, no tiene sentido esa proposición, porque los uniformados deberían estar resguardando las fronteras del país para una lucha frontal contra el contrabando y el narcotráfico”, expresó el legislador.

La institución se declaró antiimperialista y, en el marco del proceso de adecuación a la nueva Constitución Política del Estado, incorporó en su doctrina el lema “¡Patria o muerte!, venceremos” y emblemas patrios en sus uniformes como la wiphala y el patujú.