El ex director de la petrolera estatal mexicana Pemex Emilio Lozoya negó haber recibido millonarios sobornos del grupo de construcción brasileño Odebrecht a cambio de asignarle un contrato para que realizara obras en una refinería del centro de México.

El diario O Globo de Brasil reportó el fin de semana que documentos muestran que el exejecutivo de Odebrecht Luis Alberto de Meneses Weyll afirmó que a Lozoya se le pagaron sobornos por US$10 millones a cambio de un contrato de US$115 millones para obras en la refinería de Tula.

Lozoya, quien dejó el cargo en Pemex en 2016, rechazó las acusaciones y dijo que las versiones de prensa eran "absolutamente falsas".

Según el ex ejecutivo de la empresa brasileña, los pagos comenzaron en el 2012, cuando Lozoya integraba el comité de campaña del actual presidente mexicano Enrique Peña Nieto, y se extendieron hasta el 2014, indicó O Globo.

Lozoya, quien dejó el cargo en Pemex en 2016, rechazó las acusaciones y dijo que las versiones de prensa eran "absolutamente falsas".

"Niego categóricamente las imputaciones y la información que hace referencia a supuestos actos de solicitud y/o recepción de sobornos directa o indirectamente por mi parte a la empresa Odebrecht o a sus funcionarios", dijo Lozoya la noche del domingo en su cuenta de Twitter.

Desde que logró acuerdos en Estados Unidos, Brasil y Suiza por un récord de US$3.500 millones, Odebrecht ha tratado de negociar convenios que le permitan seguir operando en otros países de América Latina.

Odebrecht admitió haber pagado sobornos en 12 países para obtener contratos, incluyendo US$10,5 millones en México.