Un ex director de la petrolera estatal brasileña Petrobras, en prisión preventiva por lavado de dinero, delató como cómplices en las corruptelas a decenas de importantes políticos, entre ellos Eduardo Campos, candidato a la presidencia fallecido el mes pasado, informó este sábado la prensa.

La revista "Veja", que comenzó a circular este sábado, citó a Campos en la lista de políticos que habrían recibido sobornos millonarios pagados por constructoras que ganaron licitaciones para trabajar en proyectos de Petrobras.

La delación de los políticos filtrada por "Veja" fue realizada supuestamente por el ex director de Petrobras, Paulo Roberto Costa, en la última semana en el calabozo de la comisaría de la Policía Federal en Curitiba (Paraná, sur), donde está preso, a cambio de una reducción de pena.

Costa está en régimen de prisión preventiva y es acusado de lavado de sumas millonarias procedentes de corruptelas en la petrolera.

En la lista de personalidades supuestamente citadas por Costa figuran el ministro de Minas y Energía, Edison Lobão; los presidentes del Senado, Renan Calheiros, y de la Cámara de los Diputados, Henrique Eduardo Alves, además de otros cinco legisladores.

También aparecen ex gobernadores de estados donde Petrobras ha ejecutado importantes obras en los últimos años, como Río de Janeiro (Sergio Cabral), Maranhão (Roseana Sarney) y Pernambuco (Eduardo Campos).

Campos era el abanderado del Partido Socialista Brasileño (PSB) para las elecciones presidenciales del próximo 5 de octubre, pero falleció en un accidente aéreo el 13 de agosto pasado y fue sustituido por Marina Silva, que ahora lidera los sondeos de intención de voto.

El directivo de Petrobras citó, según "Veja", a al menos 25 diputados y seis senadores de los partidos de los Trabajadores (PT), de la presidenta Dilma Rousseff; del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, oficialista) y Progresista (PP, opositor).

El diario "Folha de Sao Paulo", sin citar nombres de implicados, informó este viernes de que Costa delató a al menos 49 diputados y doce senadores.

Según "Veja", el secretario de Finanzas del PT, João Vaccari Neto, era el responsable de canalizar los fondos de la red de corrupción hacia los políticos de esa formación.

La revista contactó a los implicados y todos ellos negaron haber recibido dinero de Paulo Roberto Costa.

En su declaración, Costa habría dicho que se cometió un fraude para elevar el precio de compra de una refinería en Estados Unidos, en un negocio que está siendo investigado por la Fiscalía por supuestas irregularidades, para alimentar la red de pago de sobornos.

Según "Veja", el interrogatorio a Costa ya supera las 42 horas de grabaciones desde el pasado 29 de agosto.