Emen. El Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU) de Brasil condenó este miércoles al expresidente de Petrobras José Sergio Gabrielli y a un exdirector de la estatal por las irregularidades registradas en la compra de la refinería de Pasadena, en Estados Unidos.

Gabrielli y el ex director del Área Internacional de Petrobras, Nestor Cerveró, deberán pagar conjuntamente US$79,9 millones, así como una multa individual de US$10 millones, para resarcir a la petrolera por el perjuicio ocasionado con la compra de la refinería, refirió la agencia EFE. 

La adquisición de la refinería, que costó cerca de US$1.200 millones, ocurrió a finales de 2006, durante el Gobierno del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, y la propia empresa admitió que resultó ser un “mal negocio”.

La compra por parte de Petrobras también está siendo investigada por los fiscales federales, que argumentan que la refinería le costó a la petrolera mucho más de lo que valía y que se habrían pagado sobornos.