Beijing. La sobrecapacidad en los puertos de China será más severa que en los sectores del acero y cemento en el futuro próximo, advirtieron los expertos.

"Los gobiernos central y local deben poner atención ahora a las consecuencias de la construcción de puertos redundantes", explicó el martes Wang Shouyang, director del Centro de Ciencias de Previsión de la Academia de Ciencias de China.

Según la previsión anual del centro sobre los 20 principales puertos de contenedores del mundo, se espera crecimiento negativo en Hong Kong, Kaohsiung y Dalian.

Diez de los 20 principales puertos de contenedores del mundo estarán en China, siete de ellos entre los diez primeros. La tasa de crecimiento del tráfico de contenedores, sin embargo, está en descenso, según el informe.

Wang destacó que, el tráfico de contenedores, un barómetro del vigor económico de un país, cayó el año pasado en China, parcialmente debido al exceso de capacidad.

"La sobrecapacidad en el sector portuario es un dolor de cabeza con el que tendremos que lidiar en el periodo 2016-2020", añadió.

Kuang Haibo, profesor de la Universidad Marítima de Dalian, en el noreste de China, explicó que 2016 podría ser un "punto de inflexión" para los puertos de China ya que pasan de beneficios a pérdidas.

"Muchos gobiernos municipales contaron con los nuevos puertos para impulsar su producto interno bruto. Fue una mala idea", destacó Kuang, urgiendo a los legisladores locales que "mantengan sus manos fuera de los puertos" y "dejen hacer al mercado que haga su trabajo".

En opinión de Kuang, la sobrecapacidad y el pobre servicio son los mayores cuellos de botella en el sector portuario de China.

La industria portuaria de China creció con rapidez antes de la crisis financiera global. Tras caer en 2008 y 2009, rebotó rápidamente pero el crecimiento se ha ralentizado recientemente.

El experto Xie Gang, del Centro de Ciencias de Previsión, sugirió que los puertos tomen la Iniciativa de la Franja y la Ruta como una oportunidad.