Montevideo. Las II Jornadas de Turismo Religioso comienzan este fin de semana en la ciudad uruguaya de Florida. El principal objetivo del encuentro es analizar las posibilidades de países de América del Sur para impulsar el turismo religioso y ver cuáles son las mejores opciones para aprovechar el "gran potencial" del este sector.

El subsecretario de Turismo de Uruguay, Antonio Carámbula, comentó que el evento congrega a expertos de Argentina, Brasil, Paraguay y Chile, muchos de ellos responsables de santuarios o templos que reciben un importante número de visitantes para debatir sobre las prácticas turísticas que mantienen.

"Mientras haya respeto con la sacralidad de los lugares, en el turismo religioso hay un gran potencial que convoca para servicios que se requieren, y se puede trabajar para que esos lugares puedan pasar a ser parte de la oferta turística. Nosotros estaremos muy atentos a las conclusiones para potenciar algo que es incipiente en el país", analizó Carámbula.

El funcionario apuntó que este tipo de turismo es muy importante en todo el mundo, y que en la región hay ejemplos importantes como las visitas al santuario de la Virgen de Luján, en Argentina.

"Uruguay no es ajeno a este tipo de peregrinaciones. Están los santuarios de San Cono o San Pancracio que reciben numerosas visitas. Y no solo hay lugares vinculados al catolicismo. Hay un templo budista en el departamento de Minas que atrae muchos fieles, y en verano está la ceremonia de Yemanjá en todas las playas del país, esencial para las religión umbandista", señaló.