Reforma regulatoria, cambio en el comportamiento de los clientes, desafíos de las tecnologías de información, lavado de dinero y fraude y los llamados "crímenes de cuello blanco" fueron algunos de los temas que se abordaron durante la primera versión del Industry Day, organizado en el marco BAFI 2014 por el Centro de Finanzas de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile y el Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI).

"Mercados más integrados, más sofisticados y nuevos jugadores implican un incremento en la cantidad de riesgos que hay que administrar", sostuvo José Miguel Cruz, director del Centro de Finanzas.

El académico de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile se refirió a la problemática actual, que incluye la necesidad de un mayor involucramiento del directorio e integrar la gestión del riesgo a la estrategia. 

En ese contexto, aludió a la importancia de involucrar temprano a la alta dirección y al consejo de administración y de alinear los intereses de la organización con la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financias (SBIF).

En la jornada, el superintendente de la SBIF, Raphael Bergoeing, expuso sobre la necesidad de supervisar a la banca dado su gran apalancamiento, en medio de un mercado financiero que hoy es global, debido a la presencia de bancos internacionales, a la salida de bancos chilenos al mercado global y el surgimiento de nuevos oferentes de crédito; y complejo, por la existencia de grupos económicos y la concentración.

La máxima autoridad de la SBIF se refirió también a las brechas regulatorias en Chile. "Cuando vas cerrando brechas regulatorias -y en el mercado chileno del crédito hay una brecha significativa entre la regulación para emisores de crédito bancario y no bancario- como ocurrió con la nueva circular 40, se va alineando la industria. Eso ha pasado en otras partes del mundo. Pasó en Brasil, en Estados Unidos y está ocurriendo en Chile", sostuvo.

Frente al crecimiento mundial de los grupos económicos, Bergoeing, afirmó que "más allá de cuestionar o no la eventual necesidad de tener regulaciones que limiten la posibilidad de constituir grupos económicos, que es parte de la discusión conceptual, es más razonable estar conversando con respecto a las necesidades de tener regulaciones que se hagan cargo de bancos que son parte de grupos económicos más amplios". 

"Ahí hay canales para perfeccionar lo que tenemos hoy: la normativa que regula la exposición de personas y empresas relacionadas", señaló.