Seguramente el Salón del Automóvil de Fráncfort (IAA, por sus siglas en alemán) volverá a ser un gran show con muchas luces, música fuerte, bailarinas y presidentes de juntas directivas en zapatillas deportivas, al igual que en años pasados. Sin embargo, la 67 edición de la feria internacional del automóvil también será diferente debido a que el sector está en busca de nuevas técnicas y una nueva identidad.

A partir de este martes (12.09.2017), la IAA estará abierta por dos días primero a la prensa, después a un público especializado y, del 16 al 24 de septiembre, al público en general.

"Existe el peligro de que la industria automotriz alemana pierda cada vez más terreno", opina Jürgen Pieper, experto en automóviles del banco privado Metzler. El camino hacia la era post motor de combustión interna no será fácil en Alemania: los márgenes de beneficio disminuyen, los costos de fabricación aumentan y probablemente habrá altas multas por formación ilegal de cárteles.

Según Pieper, del banco Metzler, en los próximos dos años las ventas de automóviles de gasolina volverán a aumentar debido a la actual tendencia anti-diésel. Por su parte, la cuota de mercado de los híbridos, es decir vehículos con un motor eléctrico y uno de combustión interna, aumentará en la próxima década de un tres a un 13%.

Los fabricantes de automóviles locales se habían acostumbrado a que el término "vendedores premium" fuera utilizado como sinónimo de "vendedores alemanes", y "ahora Tesla se ha convertido en el líder", dice el analista Pieper.

"Expertos en software son los nuevos ingenieros". Hoy día, los ingenieros mecánicos temen ser olvidados en el cementerio de la tecnología de combustión interna. "Los expertos en software son los nuevos ingenieros de la industria", sostiene el analista Gerhard Wolf, del banco del estado de Baden-Württemberg LBBW. La cantidad de datos que se generan en un viaje en un automóvil Tesla equivale a 25 películas de calidad HD. De ahí que su colega Frank Biller sitúe el crecimiento de la venta de coches clásicos a mediano plazo en un dos por ciento. En cambio calcula que los coches compartidos, el servicio de datos y otros servicios del sector de la movilidad aumenten en un 30% anual.

Los coches autónomos probablemente generarán el mayor crecimiento. En el Salón del Automóvil de Fráncfort, sin embargo, la pregunta principal es cuándo el motor eléctrico sustituirá al de combustión interna. La venta de vehículos diésel en Alemania ha disminuido considerablemente. Jörg Hofmann, jefe de IG Metall, el principal sindicato alemán en el sector del metal, cuenta que los proveedores ya no renuevan los contratos de los trabajadores "alquilados” y temen ya no recibir más encargos para desarrollar un mejor motor de combustión interna.

Coches eléctricos, líderes en 2017. Fabricantes como BMW ponen énfasis en sus ambiciones eléctricas: "Hasta 2025 vamos a vender 25 modelos de automóviles con motores eléctricos, 12 de ellos serán completamente eléctricos", dijo el presidente de la junta directiva de BMW, Harald Krüger.

Según Pieper, del banco Metzler, en los próximos dos años las ventas de automóviles de gasolina volverán a aumentar debido a la actual tendencia anti-diésel. Por su parte, la cuota de mercado de los híbridos, es decir vehículos con un motor eléctrico y uno de combustión interna, aumentará en la próxima década de un tres a un 13%. Los automóviles completamente eléctricos podrían alcanzar un 46 por ciento de participación en el mercado hasta 2030. En aproximadamente diez años, se venderán por primera vez más coches nuevos eléctricos que de gasolina o diésel.

Pieper calcula que la industria automotriz alemana se empezará a recuperar a principios de los años 20 de este siglo. Por otro lado, el analista Benjardin Gärtner, del fondo de inversión Union Investment, señala que, en el área de los coches autónomos, seis fabricantes alemanes se encuentran entre los diez mayores solicitantes de patentes del mundo.