La Haya, Holanda. El presidente Evo Morales recibió un acopio de información para la fabricación de baterías de litio realizado por expertos holandeses, en una reunión en la Universidad de Delf.

La entrega fue realizada en la ciudad de La Haya, lugar en el que se emplaza la Corte Internacional de Justicia (CIJ), donde más tarde depositó la memoria de la demanda marítima de Bolivia contra Chile.

Bajo los auspicios del ministerio de Relaciones Exteriores de Holanda, ocho expertos en la fabricación de litio metálico explicaron las intenciones del proyecto a Morales, al canciller David Choquehuanca y al embajador boliviano en Holanda, Eduardo Rodríguez Veltzé.

Indicaron que esta intención para la industrialización del litio boliviano requeriría, en caso de ser realizado, un monto de unos US$38 millones.

Se trata de una fábrica mediana de baterías de litio y un laboratorio, que insumiría, este último, una inversión de US$10 millones, a montarse en el salar de Uyuni, oeste andino de Bolivia, que contiene la primera reserva mundial del metal liviano del planeta, 100 millones de toneladas del metal. Con tecnología holandesa, la fábrica y el laboratorio deberían montarse en unos 18 meses.

El príncipe Jaime de Bourbon, primo hermano del rey de los Países Bajos, Guillermo Alexander y encargado de la dirección de Recursos Estratégicos del ministerio de Relaciones Exteriores de Holanda, auspició el encuentro. 

"El Príncipe ha jugado un rol importante en esta fase de acercamiento que hemos tenido para lograr encontrar la tecnología con los recursos que cuenta Bolivia para la industrialización. Entonces, en el caso holandés, Holanda no tiene litio pero sí la tecnología", dijo el embajador boliviano en Londres, Roberto Calzadilla, predecesor del actual embajador en Holanda, Eduardo Rodríguez Veltzé, también designado agente boliviano ante la CIJ en La Haya.

Esta dirección se encarga de temas estratégicos del futuro, entre ellos la energía, lo que engloba al litio. 

Jaime de Bourbon viene de visitar Bolivia y con su canciller, David Choquehuanca, ha suscrito un convenio de intenciones, en la perspectiva de industrializar el litio boliviano en las salmueras del Salar de Uyuni, en cuyas entrañas se acopia el 70% del preciado mineral en el planeta. 

Chile, en la puna del Atacama, Argentina, en el Salar del Hombre Muerto, y Estados Unidos poseen el 30% restante. 

El proyecto expuesto a Morales por el equipo técnico presente en Delf, implica un programa de capacitación, en el grado de maestría y doctorado, para 40 alumnos bolivianos. 

"Bolivia tiene que decidir cómo va a proyectar adelante. Aquí hay una propuesta holandesa, si Bolivia dice sí, adelante, creo que tenemos un buen socio", significó Calzadilla, en cuya gestión sexenal, desde 2006 en la Embajada de Bolivia en Holanda, se establecieron las bases del convenio bilateral de intenciones y el proyecto expuesto a Morales en la visita que el mandatario boliviano realizó a la reputada Universidad de Delf.