Santiago. Contar con un espacio para conocer la experiencia de expertos internacionales, nacionales y autoridades sobre Energías Renovables No Convencionales (ERNC) y poder aplicarlas en el desarrollo de éstas en Chile es lo que busca el “Primer Foro ERNC: desafíos regulatorios para las energías renovables en el Bicentenario”.

En la actividad, que es organizada por la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera) y que se realizará el 8 de septiembre, además se presentarán los resultados de un estudio que analiza la Ley 20.257, de promoción de las ERNC, y se entregarán propuestas de mejoras a dicha ley, así como otros instrumentos posibles de promoción para estas fuentes.

Según José Ignacio Escobar, vicepresidente de Acera, “junto con reunir a los especialistas y autoridades más importantes del área, esperamos comenzar a materializar un cambio real y profundo para la implementación de las ERNC en Chile. Además, dispondremos de experiencias relevantes sobre el desarrollo de este tipo de energías en otros países que pueden ser de utilidad para el nuestro”.

Algunos de los ejemplos son que se expondrá el caso de ERNC en Sudáfrica, que es un país muy similar a Chile en términos de exportaciones, crecimiento, desarrollo, etc. Desde España se mostrará la experiencia del diseño de un marco de regulación exitoso para el desarrollo de las energías alternativas y desde el Reino Unido se podrá conocer cómo se vive el desarrollo de las ERNC. 

Asimismo, en el marco de este evento, los especialistas internacionales Thembani Bukula, Ramón Fiestas y Adam Bruce, aprovecharán su estadía en el país para reunirse con autoridades, empresarios y otros expertos en la materia. Su experiencia y conocimientos en el desarrollo de las ERNC podrían ser claves para que Chile adopte finalmente una postura en pro de las energías limpias y alcance el desafío 20/20 propuesto por el actual gobierno.

“Los pocos proyectos ERNC que tenemos actualmente en Chile son un ejemplo de la importancia de que este tipo de iniciativas existan masivamente en nuestra matriz, aportando a que ella se diversifique y logre una mayor seguridad de suministro. Estas energías limpias tienen un efecto de reducción de precios al largo plazo, ya que utilizan un insumo que está disponible gratuita e infinitamente como el viento, el sol, el agua, entre otros, actuando como un seguro de precios para nuestra energía”, finalizó Escobar.