Tres bombas estallaron este martes en un oleoducto que transporta crudo desde los campos petrolíferos del sur de Irak a los tanques de almacenaje cercanos al centro petrolero de Basora, dijo una fuente de la policía petrolera.

El impacto sobre la producción de Petróleo o las exportaciones no estaba claro de inmediato, pero los bomberos están trabajando para apagar el fuego causado por la explosión, dijo la fuente que estaba en el sitio.

"Las explosiones ocurrieron en sucesión y causaron un enorme incendio", relató. "No podemos acercarnos más al lugar de la explosión porque el incendio está activo ... tememos que el fuego se extienda a otros oleoductos cercanos".

La fuente dijo que la policía petrolera estaba revisando otros oleoductos en busca de más bombas.

Un funcionario petrolero de Basora confirmó que la explosión fue causada por un ataque con bomba. El oleoducto transportaba crudo a las instalaciones de almacenaje Zubair 1, cerca de Basora, dijeron las dos fuentes.

A principios de junio, militantes volaron un tanque de almacenaje en las instalaciones de Zubair 1, a pesar de las estrechas medidas de seguridad.

Basora, que maneja la mayor parte de las exportaciones de Petróleo de Irak, ha recibido menos ataques este año que otras ciudades del país, después de una caída general de los niveles de violencia desde el punto máximo del conflicto sectario de Irak en 2006 y 2007.

En octubre, dos bombas alcanzaron las redes de ductos que transportan crudo desde el campo petrolífero Rumaila, el mayor del país, y redujeron la producción del campo a 530.000 barriles por día (bpd) desde cerca de 1.24 millones de bpd.

La policía petrolera de Irak ha aumentado los patrullajes para proteger las instalaciones contra un posible resurgir de los ataques de Al Qaeda, dijo el martes el jefe de la fuerza, ya que las tropas estadounidenses se retirarán del país antes del 31 de diciembre.