La Paz. En 2011, las Reservas Internacionales Netas (RIN), que administra el Banco Central de Bolivia (BCB), se incrementaron en un 24% producto, en su mayor parte, de los ingresos generados por la exportación de gas a los mercados de Brasil y Argentina.

Según el reporte Aministración de las Reservas Internacionales Gestión 2011 del instituto emisor, en la gestión pasada “el flujo neto de ingresos de las RIN alcanzó a US$2.236 millones, como resultado de entradas por US$4.067 millones y salidas de US$1.832 millones”.

Al 31 de diciembre de 2011, las reservas monetarias alcanzaron a US$12.018,5 millones. Entre los ingresos se destacan, de acuerdo al reporte, “las exportaciones de gas de YPFB por US$2.316 millones”, monto que representa el 57% del total de las reservas captadas en la gestión pasada.

Los desembolsos de créditos externos constituyen la segunda fuente de ingresos con US$472 millones, las exportaciones de la Empresa Metalúrgica Vinto con US$294 millones y las ventas del sector privado al exterior —canalizadas a través del BCB— por US$290 millones, añade el documento.

“Los egresos principalmente fueron por los pagos de YPFB por la importación de diésel y otros por US$767 millones, los pagos a Pdvsa por US$474 millones, el servicio de deuda externa a largo plazo por US$224 millones y los gastos fiscales de US$258 millones”.