Caracas. Las exportaciones petroleras de Venezuela cayeron 4,3% interanual en octubre, ante el descenso en las ventas de crudo y derivados afectadas por fallas en el circuito refinador, dijo el Ministerio de Energía.

Las ventas externas promediaron 2,3 millones de barriles por día (bpd), inferior a los 2,4 millones de bpd del mismo mes del 2009, afectadas principalmente por la caída en 27%, a 324.867 bpd, en los despachos de los productos derivados.

El circuito de refinación nacional de Pdvsa ha sufrido constantes paradas programadas y fortuitas en los últimos años, lo que ha contribuido a la reducción que acumulan las exportaciones de derivados petroleros venezolanos.

Las ventas externas de crudo convencional también mostraron un retroceso de 6,9% a 1,5 millones de bpd, mientras que las de crudo mejorado de la Faja del Orinoco sostuvieron su tendencia interanual de alza al promediar 366.474 bpd, un aumento de 38%.

No obstante, los despachos de mejorado de la Faja cayeron en octubre, con respecto a septiembre cuando promediaron 439.933 bpd.

La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) inició este lunes su mejorador de crudo pesado Petroanzoátegui, de 130.000 barriles por día, tras permanecer más de un mes fuera de servicio y tener que revertir un protocolo de inicio que fue afectado por una falla en sus calderas.

Además, la unidad de craqueo catalítico de la refinería Amuay, las más grande del país, reinició sus labores a finales de octubre luego de permanecer casi un mes detenida por una falla.

El craqueador catalítico de Amuay puede convertir unos 104.000 barriles por día (bpd) en derivados livianos como gasolina y diésel.

Según la información que provee el Ministerio de Energía, auditada por una firma independiente, Venezuela importó 342.150 bpd de crudo en octubre, cuando en el mismo mes de 2009, el país socio de la OPEP no hizo compras externas de este hidrocarburo.

Por otra parte, Venezuela compró 43.592 barriles por día de derivados durante el décimo mes una significativa baja de 44,7% con respecto al mismo mes de 2009.

El circuito de refinación nacional de Pdvsa ha sufrido constantes paradas programadas y fortuitas en los últimos años, lo que ha contribuido a la reducción que acumulan las exportaciones de derivados petroleros venezolanos.