Bagdad. Las exportaciones petroleras desde el puerto de Basra, en el sur de Irak, subieron a un máximo histórico de 3,535 millones de barriles por día en diciembre desde 3,5 millones de bpd el mes previo, dijeron este lunes dos funcionarios del sector.

Irak está incrementando las exportaciones desde el sur del país para compensar la paralización de envíos desde sus campos en Kirkuk, en el norte, tras recuperar el control de la zona, que estaba en manos de combatientes kurdos.

La mayor parte del petróleo iraquí sale por los terminales en el sur.

La cifra de diciembre para las exportaciones desde el sur superó los 3,51 millones de bpd de diciembre de 2016, el último mes antes de que entrara en vigencia un pacto de recortes a la producción acordado por la OPEP.

La creciente producción de los pequeños campos explotados por la estatal Basra Oil Company ayudó a impulsar las exportaciones de diciembre, dijo un funcionario a Reuters.

El incremento del mes pasado, sin embargo, no compensa completamente la paralización de envíos desde el norte.

"Nuestro plan es seguir incrementando las exportaciones desde los campos del sur para compensar los envíos perdidos de Kirkuk", dijo otro funcionario de Basra Oil Company.

Irak es el segundo mayor productor de crudo de la OPEP después de Arabia Saudita. El país tienen una capacidad de producción de 4,8 millones de bpd, que Bagdad espera incrementar a 5 millones de bpd