Argentina exportó el año pasado alimentos por US$17.802 millones, un 6,9 % menos que en 2011, debido a la crisis internacional, según un informe privado difundido.

De acuerdo a un estudio de la consultora IES, los envíos argentinos también registraron el año pasado una caída en volumen, al totalizar 31,7 millones de toneladas, un 14,3% menos que en 2011.

El descenso se produjo pese a un leve avance del 8,6% en los precios, con un promedio de US$561 por tonelada exportada, pero para la consultora las menores ventas se explican "por la crisis internacional".

El principal destino de los productos alimenticios argentinos en 2012 fue Indonesia, con el 7,5% en valor y el 9,2% en volumen, seguido por India, China, Irán y Brasil.

Según IES, la elaboración de alimentos y bebidas en Argentina descendió un 0,7% en 2012, aunque en diciembre último la caída interanual fue del 8,7%.

"Esta tendencia descendente obedece tanto a la merma en la molienda de cereales y oleaginosas, como así también a la elaboración de productos lácteos y azúcar y productos de confitería", señaló la consultora.