La quinua, uno de los cereales más consumidos en la región andina, se ha convertido en un auspicioso negocio para Bolivia, donde las exportaciones ya ascendieron a US$40 millones en 2009.

"Las exportaciones bolivianas se iniciaron en 1980 con un valor de US$100 mil y en 2009 llegaron a casi US$40 millones, convirtiendo a este producto en uno de los 12 importantes en valor exportado", indica un informe de la Fundación Milenio publicado por Jornadanet.

Los mayores compradores del cereal son Estados Unidos, Francia y Holanda.

La quinua es un cereal altiplánico que se desarrolla en suelos áridos y climas rigurosos.

Sustituye a la carne, lácteos y huevos por su contenido proteico, debido a que permite reducir el colesterol.

Este cereal se produce en Bolivia, Perú y Ecuador, pero la boliviana es la considerada la mejor por su mayor calidad.