Río de Janeiro. El volumen de exportaciones de café de Brasil (el mayor productor y exportador mundial) cayó un 11% en marzo respecto a igual mes de 2017, hasta llegar a 2 millones 539.719 sacos de 60 kilogramos, informó este martes el Consejo de los Exportadores de Café (Cecafé).

En un comunicado, el organismo explicó que esta cifra es 1% superior a la del mes anterior.

Según la patronal cafetera, las exportaciones supusieron una facturación de US$396,2 millones, un 20,4% menos de lo alcanzado en marzo del año pasado.

En el primer trimestre de 2018, el volumen de exportaciones de café brasileño cayó un 4,1% en comparación con los primeros tres meses del año pasado, hasta los 7 millones 739.493 sacos, que representaron una facturación por US$1.233,1 millones, un 13,2% menos en la comparación anual.

La variedad arábiga representó el 88,5% de todas las exportaciones del grano brasileño en el primer trimestre, seguido de la variedad soluble, (10,1%) y robusta (1,3%).

Al respecto, el presidente de Cecafé, Nelson Carvalhaes, aseguró que "el café mantiene una performance positiva, aún en escenarios adversos, como el de los años 2008, 2010 y 2014; esto sucede, principalmente, porque el café es más que una bebida, se trata de un producto (...) que promueve momentos de socialización entre consumidores".

Citado en el comunicado, Carvalhes abundó que "la tendencia de crecimiento del consumo mundial de café, en la media de un 2% anual, y la buena reputación del café brasileño garantiza que esté siempre con una demanda atrayente".

De acuerdo con Cecafé, la variedad arábiga representó el 88,5% de todas las exportaciones del grano brasileño en el primer trimestre, seguido de la variedad soluble, (10,1%) y robusta (1,3%).

Alemania y Estados Unidos fueron los principales destinos del café brasileño en el primer trimestre de 2018, con 1 millón 401.735 sacos (18%) y 1 millón 307.654 (16,9%), respectivamente, seguidos de Italia, con 823.791 sacos (10,6%) y Japón, con 588.391 sacos (7,6%).