Río de Janeiro. El volumen de las exportaciones brasileñas de café cayó un 2,5% durante el primer trimestre de 2016, frente al mismo período del año anterior, con 8,7 millones de sacos de 60 kilos, informó hoy el Consejo de los Exportadores de Café de Brasil.

Las exportaciones supusieron una facturación de US$1.283 millones, un 25,0% menos en comparación con el mismo lapso del año pasado.

En un comunicado, la patronal cafetera brasileña aseguró que en marzo, el país embarcó 2,9 millones de sacos de 60 kilos al exterior, un 4,3% menos que en el mismo mes del año pasado, mientras que la facturación bajó un 22,9% inferior frente a la del mismo mes del año pasado, con US$437,4 millones.

No obstante, ante el mes de febrero, los números fueron positivos: el volumen de las exportaciones creció un 2,46% y la facturación creció un 1,15%.

En el primer trimestre, el 87,6% del café brasileño exportado fue de la variedad arábiga, la de mayor calidad, seguida de la soluble (10,1%) y la robusta (2,3%), mientras que el tipo tostado y molido respondió por el 0,1%.

El principal destino del café brasileño en el primer trimestre fueron los Estados Unidos y Alemania, cada uno con el 18% del total embarcado, seguidos por Italia (10%) y Japón (8%).