Sao Paulo. Brasil exportó 2,1 millones de sacos de 60 kilos de café verde en agosto, un 21,4% menos que en el mismo mes del año anterior, informó el lunes la asociación de exportadores Cecafé.

A pesar de la caída frente al año pasado, Cecafé dijo que los volúmenes están mostrando señales de recuperación después de pobres cifras mensuales. En agosto se enviaron unos 500.000 sacos más que en julio, dijo.

Brasil ha terminado la recolección de una cosecha de café más pequeña este año, debido principalmente al ciclo bienal de producción de café. Pero, además, los productores han demorado en vender para esperar mejores precios.

Los operadores informaron de despachos lentos de los agricultores durante la mayor parte del primer semestre. Los problemas de calidad también han afectado a la cosecha, con una infestación que redujo los volúmenes de exportación del grano de calidad.

"Agosto ofrece un mejor pronóstico para las exportaciones, aunque débil". En septiembre volveremos a ver volúmenes más altos, alrededor de un 20% más que en el mes previo", dijo en un comunicado el director de Cecafé, Nelson Carvalhaes.

Las exportaciones acumuladas de Brasil en 2017 siguen un 9,2% por debajo del mismo período del año anterior, dijo la asociación.