Sao Paulo. Las exportaciones de café verde de Brasil cayeron un 12% interanual en junio, a 2,07 millones de sacos de 60 kilos, el menor nivel de la campaña 2015-16 (julio-junio), luego de que el clima y las agotadas reservas redujeron los envíos antes de la nueva cosecha, dijo el miércoles la asociación de la industria Cecafé.

El presidente de Cecafé, Nelson Carvalhaes, dijo que la sequía en muchas regiones productoras de café en los últimos dos años afectaron la producción y obligaron al país a hacer uso de sus existencias para mantener sólidas exportaciones del grano durante ese periodo.

"Brasil utilizó el café que recolectó y sus existencias remanentes" en 2015-16, dijo Carvalhaes, quien agregó que las reservas de la materia prima en manos de productores, exportadores y la industria están "en niveles históricamente bajos".

Las exportaciones de café verde han estado cayendo desde inicios de 2016, lo que redujo los embarques para la temporada julio-junio en 3,8%, a 31,79 millones de sacos, desde un récord de 33,05 millones de bolsas el año previo, afirmó Cecafé.

La abundante recolección de la nueva cosecha se está acercando a su punto medio y dará impulso a las exportaciones durante el resto del año, dijo Carvalhaes, aunque no descartó otro declive en los embarques de cara a la nueva cosecha.

"Hasta diciembre o incluso enero, los embarques serán buenos. A partir de enero, es incierto", explicó Carvalhaes.

Carvalhaes agregó que las exportaciones durante 2016-17 sólo estarían en línea con los niveles de 2015-16 debido a los reducidos inventarios de café.