Dubai. Las exportaciones de petróleo de Arabia Saudita se elevaron en 143.000 barriles por día (bpd) en enero sobre base intermensual, de acuerdo a datos del gobierno publicados este domingo, puesto que el mayor vendedor de crudo del mundo aumentó el suministro a Estados Unidos.

Arabia Saudita produjo 9,871 millones de bpd en enero, 61.000 bpd más que en diciembre, mientras que las exportaciones se más que duplicaron hasta llegar a 7,507 millones de bpd, de acuerdo a la Iniciativa Conjunta de Datos gubernamental.

Contrario a las expectativas de que una modesta alza en la producción del reino sería mayormente vendida a consumidores asiáticos o europeos que buscan alternativas al petróleo iraní, datos del Gobierno de Estados Unidos mostraron que los envíos saudíes al país norteamericano subieron drásticamente a inicios de este año.

Washington ha instado a Riad a suplir posibles bajas en el abastecimiento del combustible cuando en julio empiecen a percibirse los efectos de las sanciones de la Unión Europea y Estados Unidos que buscan reducir las exportaciones de petróleo de Irán.

El reino ha intensificado sus esfuerzos para garantizar a los inquietos mercados que puede compensar cualquier interrupción o recorte en el suministro global de crudo, en medio de las tensiones por el programa nuclear de Irán.

La producción saudí cayó a 9,80 millones de bpd en febrero, según una fuente de la industria.