Sao Paulo. Las exportaciones de soja de Brasil alcanzaron en abril un volumen récord de 11,6 millones de toneladas, cerca de 1 millón de toneladas más que en el mes previo, de acuerdo a la Asociación Nacional de Exportadores de Cereales (Anec).

Los embarques se vieron beneficiados por la disputa comercial entre Estados Unidos y China, la sequía en Argentina y la fortaleza del dólar.

"Es evidente que, con el dólar como está, el productor libera más producto para la exportación, y en términos de mercado es evidente que la situación de Estados Unidos con China y la sequía de Argentina están ayudando", afirmó a Reuters el director general de Anec, Sérgio Mendes.

El volumen enviado al exterior desde Brasil, el principal exportador global de soja, es el mayor registrado en un solo mes en toda la historia, superando la marca del mismo período del año pasado, de 10,5 millones de toneladas, de acuerdo con Anec.

En el acumulado del año hasta abril, las exportaciones de soja del país sumaron 29,2 millones de toneladas, un alza del 5,4 por ciento frente a las ventas en el mismo período del año pasado, según datos de la ANEC.

La Secretaría de Comercio Exterior dijo el miércoles que las ventas de soja al exterior alcanzaron 10,26 millones de toneladas en abril.

En el acumulado del año hasta abril, las exportaciones de soja del país sumaron 29,2 millones de toneladas, un alza del 5,4 por ciento frente a las ventas en el mismo período del año pasado, según datos de la ANEC.

Más allá de la cosecha récord, Brasil se ha beneficiado de una menor producción en Argentina, que sufrió los efectos de una severa sequía, y de las menores ventas de Estados Unidos a China, ante una amenaza de arancel del gigante asiático a la soja proveniente del país norteamericano.